Algunas recomendaciones para disminuir la frecuencia y severidad de los incidentes de depredación

Si bien es conocido el daño que el puma puede hacer a la producción animal, el impacto real que
tiene sobre la misma es variable según las zonas. Por otra parte, para una misma región, la gravedad del conflicto dependerá del tipo de manejo que se haga de las majadas y rodeos.

Las medidas adoptadas actualmente por los productores para combatir al puma incluyen entre otras la utilización de cebos tóxicos. Estos venenos afectan seriamente a las poblaciones de un gran número de especies silvestres, fundamentalmente carnívoros y aves rapaces.

Asimismo, la matanza indiscriminada de los pumas que pueblan una región, lejos de ser una solución, en ocasiones puede agravar aún más el conflicto. Son numerosos los estudios que han demostrado que la remoción indiscriminada de pumas da lugar a territorios vacantes que son inmediatamente ocupados por un mayor número de individuos jóvenes. Los pumas jóvenes en busca de territorios suelen ser más propensos a atacar al ganado doméstico debido a su poca experiencia en la captura de presas silvestres.

RECOMENDACIONES PARA DISMINUIR LA FRECUENCIA Y LA SEVERIDAD DE LOS INCIDENTES DE DEPREDACIÓN

●Encierre nocturno de la hacienda en corrales cercanos a las casas o alejados de las áreas de monte (en lo posible con iluminación nocturna).

● Utilización de perros pastores (ovinos y caprinos).

● Estacionamiento de los servicios para acortar la temporada de parición y tener un mayor control de los corderos, chivitos y terneros (el grupo más vulnerable a los ataques).

● Intentar centralizar las pariciones en el momento del año en que las presas naturales del puma son más abundantes.

● Reservar potreros alejados del monte para las pariciones.

● En áreas de intenso conflicto intentar cambiar los sistemas de cría por invernada.

● Eliminar cadáveres de ganado muerto por otras causas para prevenir que sean utilizados como alimento por los pumas y evitar que se habitúen e inclinen por su consumo.

● Tratar de controlar la caza furtiva en el establecimiento, pues ésta ocasiona la pérdida de presas naturales del puma y por lo tanto aumenta la posibilidad de ataque a los animales domésticos.

● En bovinos conservar algunos animales adultos que puedan enseñar comportamiento de defensa grupal a los ejemplares jóvenes.

● La introducción en majadas y rodeos de uno o dos individuos de otros animales como burros, mulas o búfalos domésticos disminuye los incidentes de depredación.

Es conveninete destacar, que el éxito de las metodologías mencionadas dependerá, entre otros factores, de los recursos económicos de los que disponga el productor para su implementación, de la región en donde se encuentre el establecimiento, del tamaño del campo, de las condiciones climáticas y de la cooperación que brinden las autoridades y organismos locales (policía, Sociedad Rural, asociaciones de productores etc.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s